¿Tu lavadora huele mal a pesar de limpiarla? Te olvidas un lugar que no todos conocen

La lavadora es uno de los electrodomésticos más importantes de cualquier casa, especialmente en aquellas con familias grandes en las que poner lavadoras es una actividad más del día a día.

Con el paso del tiempo, y debido al intenso uso que le damos a este electrodoméstico, quizás en alguna ocasión hayas notado un olor un tanto… ¿desagradable? Bueno, al fin y al cabo la máquina lava la ropa y acumula suciedad por lo que el mal olor no es algo extraño. Sin embargo, si tu lavadora huele mal a pesar de limpiarla, hay un lugar que a muchos se nos escapa y al que deberías echarle un vistazo para desterrar la peste.

Es habitual que al no ver restos de manchas en el bombo de la lavadora pensemos que está limpia. Sin embargo, la suciedad, el moho y los restos de detergente llegan a todas partes y a veces hasta se esconde en lugares más insospechados como por los agujeros de drenaje de la goma de la lavadora, que te enseñaremos más adelante.

Por lo que estos son los pasos que debes seguir:

Haz esta mezcla casera limpiadora

limon-agua-vinagre

Para limpiar la lavadora por dentro necesitarás algún limpiador o detergente de supermercado. Aunque, si lo prefieres, puedes crear tu propio limpiador casero usando ingredientes que todo el mundo tiene la cocina: agua (2 tazas), zumo de limón (1/4 de taza) y vinagre blanco (1/2 taza). Mezcla los tres ingredientes y ya tendrás un limpiador casero para dejar como nueva tu lavadora.

Mete el líquido en un pulverizador y rocíalo por la junta de la lavadora

goma-lavadora

Introduce tu líquido casero dentro de un pulverizador y, a continuación, rocía la solución sobre la goma, en alrededor la junta de la lavadora.

Ponte unos guantes

guantes para limpiar

Te recomendamos utilizar guantes para protegerte las manos y evitar el contacto directo con la suciedad y el limpiador.

Utiliza un bastoncillo para limpiar la junta a fondo y los agujeros de drenaje

bastoncito limpiar lavadora

Inmediatamente después de pulverizar la junta con el limpiador, coge un bastoncillo e introdúcelo con cuidado por debajo de la junta de la lavadora. Recorre toda la escotilla limpiando la junta por la parte interna. Haciendo especial hincapié en los agujeros de drenaje que muchas lavadoras tienen.

Si está muy sucia necesitarás cambiar de bastoncillo o si las marchas persisten tendrás que dejar reposar el líquido durante unos minutos y, después, rascar con un cepillo de dientes que no uses.

Limpiar el tambor

lavadora lavando

Una vez limpiada la goma de la lavadora, también hay que purificar el tambor. Haz un lavado corto a 30º usando tan solo medio litro de vinagre blanco. De esta forma eliminarás el mal olor de la lavadora y cualquier bacteria que viva en el interior de la máquina.

Si después de este truco tu lavadora sigue oliendo mal, llama al fabricante o algún técnico de confianza para hacer una revisión. Quizás la suciedad esté detrás del tambor y necesites ayuda experta para solucionarlo.

Advertisements