Errores de limpieza que hacen que tu hogar esté mucho más sucio

Corrige los malos hábitos que solo empeoran la limpieza de tu hogar y evita tener que trabajar doble

Los errores de limpieza son más comunes de lo que te imaginas, pues aunque tengas activo el ‘modo Esperancita’ y consideres que después de todo un día limpiando tienes un hogar súper aseado y reluciente es necesario que le prestes atención a ciertos hábitos que solo empeoran la situación.

Quizás estás acostumbrada a usar determinados artículos para limpiar y ya tengas programada tu jornada de limpieza, sin embargo, es necesario que evites cometer errores para que luego no tengas que trabajar doble.

Errores de limpieza que te hacen tener un hogar más sucio

Usar un plumero

Este elemento es muy popular pero… Los plumeros no quitan el polvo, todo lo contrario, lo arrastran y esparcen por todas partes así que la mejor opción es utilizar un paño de microfibra o toallitas desinfectantes.

errores de limpieza
Errores de limpieza que debes evitar al asear la casa. Foto: Freepik

Usar el mismo trapo en distintas superficies

Es el error más común y a pesar de lavarlo con regularidad toda la mugre que hayas limpiado en un espacio se adhiere al paño y luego a todas las superficies que toque. Es decir, que gérmenes del baño o la sala podrían terminar en tu cocina. ¿Cuál es la solución para eliminar este error de limpieza? Utiliza un paño de microfibra para cada parte del hogar.

No lavar el fregadero

A pesar de estar frecuentemente en contacto con agua y jabón es un espacio que no se suele limpiar y esto, junto con restos de comida que pueden permanecer por días ahí, es capaz de convertirlo en un foco de bacterias. Para evitarlo es mejor mantener presente que siempre hay que desinfectar el fregadero a profundidad y secarlo luego de su uso.

errores de limpieza
Errores de limpieza que debes evitar al asear la casa. Foto: Freepik

Colocar el cepillo del inodoro en su soporte

Si después de limpiar el inodoro vuelves a colocar el cepillo en su soporte de inmediato los gérmenes y la humedad quedarán atrapados y se multiplicarán. Además, al siguiente uso, se frotarán de nuevo en tu retrete. Lo ideal es esperar que la escobilla se seque por completo antes de guardarla en su contenedor.

Evita estos errores de limpieza y si los haces trata de corregirlos para que no tengas que trabajar doble o sufrir alguna infección innecesaria. ¡Mantén limpio tu hogar y libre de gérmenes o bacterias!

Advertisements