Cómo cultivar los aguacates paso a paso y de forma fácil

Cultivar aguacates en casa es fácil y con ello podrás tenerlos siempre a mano para hacer salsa guacamole

cultivar aguacates
Guía de pasos para poder cultivar aguacates

Los aguacates son muy populares ya que gracias a ello podemos elaborar la exquisita salsa de guacamole. Si deseas poder tener siempre aguacates en casa nada cómo seguir leyendo para descubrir la guía de pasos en la que te explicamos, de forma fácil, cómo cultivar aguacates.

Los aguacates tienen la particularidad, de además de contar con numerosas propiedades nutritivas y terapéuticas, son realmente sencillos de cultivar, tanto que suelen recomendarse como uno de los primeros cultivos que plantar en casa cuando queremos enseñar a los más pequeños de la casa, como cultivar frutas o verduras. Veamos entonces qué tenemos que hacer en el caso de los aguacates.

Pasos para cultivar aguacates

cultivar aguacates
  1. Comience extrayendo y limpiando con delicadeza el núcleo del aguacate, es decir, las semillas. Asegúrate de no lavar la delgada piel marrón que la rodea, sino solo los residuos de pulpa.
  2. Algunas semillas de aguacate tienen una forma alargada, mientras que otras son esferas casi perfectas, pero todas tienen un extremo inferior (desde el que se desarrollan las raíces) y un extremo superior (desde el cual crecerá el brote). El ligeramente puntiagudo es el superior, y el plano es el inferior.
  3. Coge cuatro palillos de dientes e insértalos (medio cm de profundidad) en la semilla, extendiéndolos uniformemente sobre la circunferencia del aguacate. Llena un vaso con agua y coloca la semilla en él. Los palillos de dientes que sirven como soporte, tendrán que mantener la semilla a flote en el borde de un vaso, mientras que la parte plana de la semilla permanecerá sumergida en agua.
  4. El siguiente paso consistirá en armarse de paciencia porque, por experiencia, os decimos que tomará por lo menos 8/9 semanas antes de ver las primeras raíces. Pero no olvides cambiar el agua al menos una vez a la semana para evitar la proliferación de hongos y bacterias. Elige además un vaso transparente para que puedas ver las raíces de tu aguacate crecer.
  5. Después de este periodo de tiempo, las raíces continuarán creciendo y ramificándose hasta que un pequeño brote asome en la parte superior.
  6. Cuando el brote mida 10-15 centímetros, córtalo a media altura para estimular un mayor crecimiento futuro. Cuando mida de nuevo 15 centímetros, está listo para ser enterrado en una maceta con tierra rica en humus, dejando la parte superior de la semilla ligeramente descubierta. ¡Nunca olvides ponerlo en lugares muy soleados!.
  7. Por otro lado, debes asegurarte de regar tu aguacate con frecuencia, para que el suelo esté siempre húmedo. Pero no te excedas. Si aparecen hojas amarillentas, es una señal de que les está dando demasiada agua.
  8. Cuando veas que el brote ya tiene treinta centímetros, es hora de podar las hojas para estimular el crecimiento de un follaje grueso. Repite la operación cuando haya alcanzado esta altura de nuevo.
  9. Cuando haga calor, puedes dejar tu aguacate a la intemperie, pero durante los periodos fríos colóquelo en un lugar de la casa en el que se mantenga caliente.

Plantar aguacates es algo realmente sencillo, de modo que gracias a tener tu propia planta de esta fruta, podrás tener guacamole o cualquier otra receta hecha con aguacates durante todo el año. Nosotros te aconsejamos esta, de una tarta de aguacate que está deliciosa.

Advertisements